Blog

La mayor parte de la población se suele preocupar por el estado de sus músculos, lesiones  tendinosas, ligamentosas, articulaciones… pero hay unas estructuras en nuestro sistema musculoesquelético que son fundamentales también y que cuando se lesionan no se les pone hincapié en tratarlas. La mayoría de las veces suele ser por un diagnostico equivocado, porque está camuflado debajo de otra lesión mayor o porque se desconoce que haya tratamientos para ese tipo de patologías. Las estructuras a las que nos estamos refiriendo son esa red de nervios periféricos que tenemos por todo nuestro cuerpo que confluyen en las raíces nerviosas espinales y continúan con las meninges que recubren todo el sistema nervioso de nuestro organismo. Es muy importante conocer que el buen funcionamiento de las estructuras externas (como por ejemplo los músculos) necesitan del buen funcionamiento del sistema nervioso y vascular. Por ello, patologías como una epicondilitis, un esguince recidivante de tobillo o una fascitis plantar pueden venir causada por una mala conductibilidad y elasticidad del sistema nervioso.

¿Tiene dolores de mandíbula que no se resuelven con medicamentos? ¿Al abrir la boca se nota un chasquido? ¿Su pareja le ha comentado alguna vez que aprieta los dientes al dormir? ¿Alguna vez se le ha queda la mandíbula bloqueada al comer o tiene problemas para masticar? ¿Nota dolor o entaponamiento en algún odio que no sabe buscarle la causa?

Tropiezos, escalones escondidos, tacones de vértigo o solamente un tropiezo hacen que casi todo el mundo haya sufrido alguna vez en su vida un esguince de tobillo. El problema es que...

También conocida como fibrolisis instrumental miofascial, es un método de tratamiento de las algias mecánicas del aparato locomotor por la destrucción de adherencias y corpúsculos irritativos inter-aponeuróicos o mio-aponeuróticos mediante unos...