Esguince de tobillo.

Tropiezos, escalones escondidos, tacones de vértigo o solamente un tropiezo hacen que casi todo el mundo haya sufrido alguna vez en su vida un esguince de tobillo.

El problema es que muchas veces no sabemos de la importancia que supone hacer un buen tratamiento y recuperación de un esguince para evitar en un futuro una posible recaída por posible tobillo inestable.

¿Qué es un esguince de tobillo?

En nuestro tobillo tenemos una serie de ligamentos que sostienen y mantienen la articulación del tobillo. Pues un esguince no es más que una distensión, es decir un excesivo estiramiento, de esos ligamentos.

Pero los esguinces los hay de diferenciar en grados de gravedad de la lesión. De esta manera los diferenciamos en 3 grados:

Grado 1: Sólo existe una distensión excesiva del ligamento. Es el grado más leve.

Grado 2: En este grado la distensión es más agresiva incluso desgarrando ese ligamento. Puede ir o no acompañado de pequeñas roturas óseas. En ese caso, es preferible inmovilización.

Grado 3: Rotura total del ligamento, asociado o no a una rotura ósea. En este caso la solución es casi siempre cirugía.

 Esguince-grado-I-ii-iii

Tratamiento:

Se basa inicialmente en reposo, frío, inmovilización, elevación y posteriormente fisioterapia:

  • Reposo con la extremidad elevada para facilitar el drenaje del edema y que el pie no se hinche.
  • Aplicación de frío local: disminuye la inflamación, el dolor y el  tiempo de recuperación. Aplicar 10 minutos cada 2-4 h los primeras 72 horas.
  • La inmovilizacion más adecuada depende del grado del esguince, desde una tobillera hasta un yeso o férula. Para la  mayoría de los leves son suficientes los vendajes tipo tensoplast.
  •  Toma de antiinflamatorios según pauta medica.

 

Ejercicios de rehabilitación para el esguince de tobillo. Tratamiento en 3 fases

(Para esguinces de grado I y II leves)

  1. Primera fase, primeras 72 horas: REPOSO ABSOLUTO con el pie en alto. Aplicación del vendaje que el medico crea más conveniente según grado, elevación y frío local.
  2. Segunda fase: REPOSO RELATIVO: A partir del 4º-7º días según grado el esguince. Se puede iniciar el apoyo progresivo con muletas, lentamente según tolerancia al dolor, no forzar. Se puede usar tobillera con cordones u ortesis semirigida de tobillo de venta en ortopedias. Una alternativa son los vendajes funcionales o elásticos. Iniciar ejercicios isométricos.
  3. Tercera fase: a partir de los 15 días usar media de compresión o tobillera, mejor con banda pronadora y eversora del antepié hasta la completa desaparición de los síntomas. Continuar ejercicios fortalecimiento y a partir de las 3-4 semanasejercicios propioceptivos. No hacer deporte hasta pasados 4-6 semanas.

 

Fisioterapia para el esguince de tobillo

Es beneficioso para todos los casos y la puede hacer el paciente en casa. Existen 4 tipos de ejercios:

  1. Ejercicios isométricos (sin mover la articulación)
  2. Ejercicios en descarga de movilización articular y de fortalecimiento con bandas elásticas.
  3. Ejercicios en carga (cargando el peso del cuerpo sobre el pie, de pie)
  4. Ejercicios propioceptivos (para recuperar la estabilidad y seguridad del apoyo del tobillo).

Según la gravedad del esguince se empezarán cada tipo antes o después, y siempre de forma progresiva desde el 1 hasta el 4 conforme vayamos consiguiendo hacer los ejercicios sin dolor y con facilidad. 

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.